Skip to main content

Oral-B Stages Power a pilas de princesas y cars

11,26 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 4:37 am

El cepillo infantil a pilas Oral-B Stages Power Kids de Princesas o Cars es perfecto para la higiene bucal de los niños más pequeños por la ausencia de cables y por su ligereza. Recomendable por los fabricantes a partir de los tres años, este pequeño aparato cuenta con una gran potencia, es ideal como primer cepillo eléctrico para los más pequeñines y la relación calidad-precio es excelente. El producto está dotado de un cabezal ilustrado con motivos de princesas o coches e incluye un temporizador de dos minutos, tiempo recomendado por los dentistas para un correcto ciudado bucodental. Aunque el precio de los recambios no es barato, al menos los cabezales son fáciles de adquirir por internet y además son intercambiables entre otros de la misma gama de Oral-B, marca que avala la garantía del producto. Un buen artículo de iniciación al cepillado eléctrico por un coste económico y que encima incluye las dos pilas necesarias para su funcionamiento.

PROS: La potencia alcanza los 9.600 movimientos por minuto. Incluye un temporizador de dos minutos, una característica a destacar puesto que hay cepillos recargables que no cuentan con esta funcionalidad. Las dos pilas Duracell están incluidas y son válidas para muchos cepillados antes de cambiarlas. Es muy ligero, ta solo 200 gramos de peso, lo que lo convierte en ideal para las pequeñas manos infantiles. Los filamentos son muy suaves y el cabezal es pequeño y adecuado a la cavidad bucal infantil. La relación calidad-precio es buena.

CONS: El cabezal no es giratorio. Los dibujos de princesas o coches solo aparecen en el cabezal. En este sentido, el mango es multicolor, pero no hay motivos infantiles. A cambio, el producto cuenta con pliegues antideslizantes en la empuñadura, perfectos para evitar que se resbalen de las manos durante la sesión de limpieza. Los recambios para los cabezales no son económicos, pero en contraprestación son fáciles de adquirir por internet y también son intercambiables entre otros de la gama infantil de Oral-B. Por último, la queja habitual es que los proveedores envían cepillos de niños o niñas indistintamente y sin tener en cuenta la solicitud de los clientes, un aspecto que seguro mejorarán rápidamente.


Calidad
(4/5)
Precio
(4/5)
Funcionalidad
(4/5)

Una reseña de Patricia Sanjorge.

Evaluación

Calidad

Como siempre, en este primer apartado de la evaluación profundizaremos en factores vinculados a la calidad del producto, como el tipo de cepillo, el cabezal, las cerdas, los rangos de edad adecuados para su utilización y, por último, la marca.

Respecto al tipo de cepillo, estamos ante un cepillo simple que sin embargo cuenta con una gran potencia, nada menos que 9.600 movimientos por minuto. En cuanto al cabezal, un inconveniente es que no es giratorio, pero en cambio aporta una gran limpieza bucal, según destacan los adultos, que recordamos aquí que siempre deben supervisar la sesión del cepillado de sus hijos más pequeños de edad.

El cabezal, como indicaba anteriormente, no es giratorio, pero sí muy pequeño y redondeado, adecuado para la pequeña boca de un niño. Los filamentos, por su parte, son muy suaves, lo que facilita el cepillado dental y también el interdental, un aspecto importante teniendo en cuenta que el colectivo infantil gusta de “chuches” y dulces cuyos restos suelen quedar entre los dientes.

El producto es recomendable a partir de los tres años, según indicaciones de los fabricantes. Esta edad es ideal para la iniciación en los cepillos eléctricos y el modelo que estamos evaluando está especiamente indicado en este sentido, tanto por su ligereza como por la ergonomía de la empuñadura.

Por último, la marca Oral-B, experta en productos de higiene dental, avala este artículo. Los padres poco amigos de los cepillos eléctricos a pilas cuentan con otros modelos, como por ejemplo el cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars, no mucho más caro y sin embargo recargable, aunque no cuenta con temporizador, una característica que sí integra el modelo Oral-B Stages Power Kids de las princesas de Disney, un poquito más caro que el anterior.

A mi juicio, y en cuanto a calidad, el producto que estamos evaluando se merece al menos cuatro estrellas a falta de un cabezal giratorio o un recambio a mayores.

Precio

El precio de un artículo siempre es relativo, sobre todo cuando hablamos de productos para los pequeñines de la familia, donde quizá lo que más importa es la calidad y la funcionalidad. En este sentido, el coste del cepillo infantil a pilas Oral-B Stages Power Kids de Princesas o Cars es un poco mayor que el de otros modelos a pilas, como por ejemplo el cepillo Braun D2010 AdvancePower Kids, con las mismas prestaciones y todavía más económico y ligero que el modelo que estamos evaluando.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este cepillo a pilas es aconsejable como cepillo de iniciación antes de pasar a otros modelos recargables, con mayor autonomía y generamente con más prestaciones. Para los usuarios que definitivamente rechacen pilas AA pueden optar por modelos como el cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars, no mucho más caro y de tipo rotatorio-oscilante, es decir, con mucha más capacidad para prevenir y eliminar la placa bacteriana.

Otra posibilidad, para los padres reticentes a las pilas como fuente de alimentación, es el cepillo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse, más caro, pero de gran calidad y con grandes prestaciones para los pequeños de la familia.

En todo caso, y en cuanto a precio, mi valoración para que el cepillo que estamos evaluando se sitúa en cuatro estrellas.

Funcionalidad

Por último, en el apartado dedicado a funcionalidad vamos a revisar algunos aspectos relacionados con la practicidad del producto, como por ejemplo el diseño, la inclusión o no de diversas funciones, la potencia, los modos de uso o la fuente de alimentación.

Respecto al diseño, recordemos que estamos ante un producto fabricado por Oral-B, firma que tiene en cuenta todos los detalles cuando el artículo se destina al público infantil. En este sentido, es destacable la inclusión de un mango antideslizante y su composición exterior, de goma, para impedir que el aparato se resbale de las pequeñas manos infantiles. En cuanto al diseño estético, la empuñadura cuenta con vistosos colores y el cabezal intercambiable puede incluir dibujos de princesas o coches. En este sentido, es muy importante que los proveedores se atengan a la solicitud de los cliente porque no es lo mismo un cepillo dirigido a niñas que un cepillo destinado a niños al cambiar los cabezales. El colectivo infantil es muy puntilloso al respecto y una queja constante es sobre el envío indistinto del producto, cuestión que hay remarcar al solicitarlo.

Por otro lado, el artículo cuenta con temporizador, una característica importante porque enseña a los niños a mantener el cepillado durante los dos minutos recomendados por los dentistas. El modo de uso es muy simple, adecuado al público infantil, y solo cuenta con un botón de encendido y apagado, sin más complejidades. Es, además, un cepillo potente, con 9.600 movimientos por minuto, y la fuente de alimentación son dos sencillas pilas AA que ya incluye el producto, un aspecto nada desdeñable por el precio de las baterías.

Los usuarios que busquen mayores funcionalidades para el cepillo dental de sus hijos cuenta con otros modelos, como por ejemplo cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars, recargable, de tipo rotatorio oscilante y no mucho más caro que el producto que estamos evaluando.

Otra posibilidad a tener en cuenta es el cepillo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse, más caro, pero también con muchas más funciones.

En todo caso, y en cuanto a funcionalidad, pienso que el modelo que nos atañe se merece un mínimo de cuatro estrellas, a la espera de que los proveedores se den cuenta de su fallo y diferencien claramente las peticiones de los clientes.

Conclusiones

El cepillo infantil Oral-B Stages Power a pilas de princesas y cars es una magnífica elección para aquellos padres que quieran introducir a sus hijos en el cepillado eléctrico sin engorrosos cables de por medio. Ligero y de empuñadura ergonómica al ser de goma, es un buen cepillo de iniciación que además cuenta con un temporizador de dos minutos para que los niños conviertan en rutina el cepillado dental diario.

Por otro lado, la firma Oral-B garantiza la calidad del cepillo, exclusivamente diseñado para los más pequeñines, tanto por su pequeño cabezal como por la inclusión de filamentos suaves y pliegues antideslizantes en el mango del artículo.

En definitiva, pienso que la adquisición del cepillo Oral-B Stages Power a pilas de princesas y cars es una buena elección para que los más pequeñines comiencen a usar un cepillo eléctrico antes de internarse en los modelos recargables, normalmente más pesados y con otro tipo de funcionalidades.

No hay opiniones todavía: ¿quieres ser el primero en opinar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*


11,26 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 4:37 am