Skip to main content

Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse

24,14 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 2:59 am

Pocos cepillos eléctricos infantiles cuentan con tantas prestaciones como el modelo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse. Este cepillo conjuga dos aspectos fundamentales en un artículo infantil: por una parte la calidad que aporta la prestigiosa firma y por otra funcionalidades y motivos vistosos especialmente destinados a los más pequeños de la familia. Es un cepillo recargable con dibujos de Micky Mouse que cuenta con una potencia adecuada a la pequeña boca infantil y que incluye un cabezal giratorio de cerdas extrasuaves para que el niño convierta en rutina su higiene dental diaria. Por si fuera poco, el aparato incluye un temporizador musical y es compatible con la aplicación móvil Disney MagicTimer, una novedosa herramienta informática que convertirá la sesión de limpieza en un genial pasatiempo repleto de juegos para los más pequeños. En definitiva, un gran cepillo a un precio más que razonable.

PROS: El producto incluye una batería de litio integrada en el mango y una base-cargador a inducción que se alimenta de la corriente eléctrica. El cabezal es metálico, perfecto para evitar mordeduras y deformaciones. Los pliegues antideslizantes del mango impiden que el aparato se resbale de las manos infantiles. El temporizador musical es ideal para llamar la atención de los niños, al igual que la aplicación móvil de Disney, un gran incentivo para los más pequeñines. Sólido, robusto y de buena construcción, la calidad de la marca garantiza este artículo, expresamente diseñado para el público infantil.

CONS: El producto se presenta con un único cabezal, es decir, no incluye repuesto, con lo que es necesario comprar otro al cabo de tres meses, pero a cambio todos los cabezales de Oral-B son intercambiables entre los de su gama. No tiene indicador luminoso de carga, simplemente pierde potencia según se descarga la batería. La velocidad de rotación del cabezal es adecuada para niños menores de diez años, pero quizá un poco escasa para los chicos preadolescentes. Por último, el volumen de la música no suena alto a causa del sonido del motor del cepillo.


Calidad
(4.5/5)
Precio
(4.5/5)
Funcionalidad
(5/5)

Una reseña de Patricia Sanjorge.

Evaluación

Calidad

En este apartado analizaremos en profundidad algunos aspectos, como el tipo de cepillo, los cabezales, las cerdas, las especificaciones de edad y, por último, la marca. Comenzamos por el tipo de cepillo, en este caso un aparato eléctrico rotatorio, es decir, un cepillo que integra un cabezal giratorio sobre un eje de rotación y que resulta estupendo como herramienta de iniciación para los pequeños de la familia.

Respecto al cabezal, su tamaño es ideal para los más pequeñines y para los niños menores de diez años. De filamentos o cerdas extrasuaves, ello no impide una limpieza exhaustiva de la cavidad bucal, puesto que alcanzan todos los rincones de la pequeña boca de un niño. En cuanto a las especificaciones de edad, el cepillo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse está recomendado a partir de los tres años, edad en que los niños ya cuentan con todos los dientes de leche y se hace necesaria una buena limpieza bucal para evitar la temida caries. En este sentido, los dulces y las “chuches” son grandes amigos de esta enfermedad, muy habitual si no existe una higiene dental correcta.

En cualquier caso, la marca Oral-B avala la calidad de este producto, específicamente diseñado para el colectivo infantil. Los padres que prefieran otro tipo de cepillos dentales para sus hijos pueden optar por el modelo Oral-B Stages Power Kids Star Wars, en este caso un cepillo rotatorio oscilante muy eficaz a la hora de prevenir la placa bacteriana.

A mi juicio, el cepillo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse se merece cuatro estrellas y media en cuanto a calidad, medio estrella menos de la perfección total por la carencia de un cabezal de recambio.

Precio

Como ya he comentado en alguna ocasión, el precio es relativo y en más medida cuando nos estamos refiriendo a un producto para nuestros pequeños, en el que debe conjugarse calidad y precio. Hay padres que no ponen objeción alguna en el coste cuando se trata de la salud bucal de sus hijos, pero también los hay que cuentan con un presupuesto ajustado en un momento determinado.

El modelo que estamos evaluando no es precisamente de los más baratos, pero también hay que tener en cuenta que incluye una serie de prestaciones adicionales, como el temporizador musical, bastante inusual en los cepillos infantiles y muy aplaudido por los más pequeños. A mayores, ofrece avances tecnológicos como la compatibilidad con la aplicación móvil Disney MagicTimer, una herramienta de gran utilidad para despertar la curiosidad infantil y convertir en un hábito divertido la -a veces- tediosa tarea de lavarse los dientes. Estos adelantos técnicos, al igual que el diseño específico para el público infantil, incrementan el coste del producto, aunque la decisión de compra siempre vendrá de mano de los adultos.

Los usuarios que prefieran optar por productos más económicos disponen de cepillos eléctricos como el modelo Oral-B Stages Power Kids de los personajes de Cars o Aviones Disney, sin temporizador musical, pero de coste más bajo. Otra posibilidad es el cepillo Braun D2010 AdvancePower Kids, un modelo a pilas de más bajo precio e igualmente ideal para los más pequeñines.

Desde mi punto de vista, el cepillo eléctrico que estamos evaluando cuenta con un precio razonable de acuerdo con su calidad. No es el más económico y sería estupendo que incluyera música, pero su calidad es innegable, por lo que sitúo mi valoración en cuatro estrellas y media.

Funcionalidad

En este apartado vamos a profundizar un poquito en algunos rasgos específicos, como el diseño, la fuente de alimentación o los modos de uso.

En referencia al diseño, podemos distinguir varios aspectos. Por una parte, la construcción del aparato es compacta, sólida y construida con buenos materiales, entre los que destaca el cabezal metálico para evitar daños habituales en manos infantiles. Por otro lado, el diseño está realmente orientado al colectivo infantil: tanto los llamativos colores como la inclusión del popular ratoncito Micky Mouse resultan un acierto a la hora de despertar la motivación de los niños.

Asimismo, la empuñadura del cepillo está específicamente indicada para los niños y cuenta con pliegues antideslizantes para impedir que se resbale de sus pequeñas manos durante la sesión de limpieza. El tamaño del aparato es de dimensiones reducidas (12,5 x 7,2 x 23,5 cm) y el cepillo no es demasiado pesado (249 gramos) para las manos infantiles. En este aspecto, hay que recordar que siempre es recomendable que la sesión de limpieza sea supervisada por un adulto.

En cuanto a la fuente de alimentación, recordamos que estamos ante un cepillo recargable y que encima integra una batería de litio, una pila que aporta rapidez de carga y una gran durabilidad en el tiempo. La carga dura cinco días utilizando el cepillo dos veces al día y el producto viene integrado con una base de carga por inducción que se conecta directamente a la red eléctrica. Respecto a los modos de uso, este cepillo infantil solo cuenta con un botón de encendido y apagado, un aspecto correcto y adecuado para el público infantil.

Los usuarios que prefieran cepillos infantiles con más funcionalidaes difícilmente los van a encontrar en el mercado. El temporizador y la compatibilidad con la app de Disney añaden prestaciones a este modelo. En todo caso, lo más importante es que el aparato le guste al niño, que si es de género masculino quizá prefiera modelos como el cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars, con el que podrá imaginarse batallas de sus personajes favoritos. Otra opción es el cepillo Oral-B Stages Power Kids de los personajes de Cars o Aviones Disney, también compatible con la aplicación móvil DisneyTimer.

En todo caso, y en cuanto a funcionalidad, mi valoración para este cepillo es de cinco estrellas por su adecuación al colectivo infantil y por sus prestaciones.

Conclusiones

El cepillo eléctrico infantil Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse es una magnífica solución para los niños reticentes a lavarse los dientes, un momento incómodo para los padres cuando los más pequeñines no están motivados y ofrecen resistencia a la higiene bucal diaria.

El producto es recargable y cuenta con la ventaja de integrar en el mango una batería de litio, un aspecto muy importante para algunos padres por su gran autonomía en el tiempo. Garantizado por la marca Oral-B, exclusivamente dedicada a productos de higiene dental, la calidad del artículo es innegable, al igual que su funcionalidad.

En definitiva, el cepillo Oral-B Stages Power Kids de Mickey Mouse es una excelente adquisición para los más pequeños de la familia y sus ventajas superan con creces los pocos inconvenientes observados en este modelo, ideal para convertir la tarea diaria de lavarse los dientes en un momento muy divertido.

No hay opiniones todavía: ¿quieres ser el primero en opinar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*


24,14 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 2:59 am