Skip to main content

Oral-B Stages Power Kids Star Wars

19,56 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 2:59 am

El cepillo eléctrico infantil Oral-B Stages Power Kids Star Wars es ideal como cepillo de iniciación para los más pequeños de la casa. De reducidas dimensiones, los niños aprenden a realizar su rutina diaria de higiene dental de la mano de los personajes de Stars Wars, un incentivo que se incrementa con la aplicación móvil DisneyTimer, herramienta informática con la que conseguirán recompensas, juegos y lo mejor, la monitorización del cepillado dental. El producto se presenta con una empuñadura colorida, un cabezal giratorio PowerHead ilustrado con los personajes galácticos y una base de carga inductiva que se alimenta de la corriente eléctrica. Avalado por la firma Oral-B, este cepillo rotatorio oscilante (acción 2D) logrará que hasta los pequeñines más rebeldes se laven los dientes encantados. Un gran producto a un precio más que razonable.

PROS: Incluye acción 2D, ideal para prevenir la placa bacteriana. El mango cuenta con pliegues antideslizantes para evitar que se resbale de las manos infantiles. El cabezal giratorio PowerHead es de pequeño tamaño, perfecto para niños entre tres y seis años de edad. Es un producto recargable y cuenta con una batería de litio integrada en la empuñadura. Su manejo es muy sencillo, un aspecto importante para los niños más pequeños. Por último, la marca Oral-B garantiza la calidad del aparato y la compatibilidad con la aplicación móvil Disney MagicTimer es un verdadero incentivo para los más pequeñines.

CONS: No incluye indicador de carga. El mango resulta un poco grande para los niños más pequeños. El producto se presenta con un solo cabezal, intercambiable por otros de su misma gama, aunque es necesario adquirir otro tras tres meses de uso. Por otro lado, los recambios resultan caros, pero es fácil adquirirlos a través de internet. Los pliegues antideslizantes del mango se manchan rápido con la pasta de dientes, pero su limpieza es rápida y sencilla con un poco de agua. No incluye un temporizador autónomo, es necesario descargarse la aplicación móvil Disney MagicTimer para monitorizar la duración del cepillado.


Calidad
(4.5/5)
Precio
(4/5)
Funcionalidad
(4/5)

Una reseña de Patricia Sanjorge.

Evaluación

Calidad

En esta primera sección analizaremos algunos aspectos relacionados con la calidad del producto, como por ejemplo el tipo de cepillo, el cabezal, los filamentos, las especificaciones sobre la edad de utilización y finalmente la marca. Sin más preámbulos, y en cuanto al tipo de cepillo, estamos ante un aparato rotatorio oscilante (acción 2D), es decir, que el cabezal gira en una y en otra dirección con el objetivo de eliminar la placa bacteriana.

El cabezal es del tipo PowerHead, de reducidas dimensiones y muy adecuado para niños entre tres y seis años. Este cabezal cuenta con filamentos muy suaves, pero efectivos para alcanzar cualquier rincón de la pequeña cavidad bucal de un niño. Además, es también eficaz para un suave masaje de encías y, obviamente, para realizar una limpieza profunda y exhaustiva sin que el pequeño se dé apenas cuenta, al tiempo que previene la aparición de la placa dental. El único inconveniente es que no trae recambios, por lo que se hace preciso comprar otros al cabo de unos meses. En su favor, indicar que todos los cabezales de Oral-B son intercambiables con otros de su misma gama.

La firma Oral-B, especializada en producto de higiene dental, avala este cepillo eléctrico recargable especialmente diseñado para el público infantil. Los padres que prefieran otras opciones cuentan con modelos como el cepillo Oral-B Stages Power Kids, estilo Mickey Mouse, con temporizador musical incluido y todavía más colorido que el modelo que estamos evaluando.

Desde mi punto de vista, el cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars se merece al menos cuatro estrellas y media en cuanto a calidad, a media estrella de la perfección por la carencia de un cabezal de repuesto.

Precio

El coste del cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars es más económico que otros productos de la firma pese a ser un cepillo rotatorio oscilante. El coste, como ya sabemos, está vinculado a varios factores, como la marca o la calidad. En este caso, el consumidor paga la firma asociada y también el trabajo de los técnicos implicados en la fabricación de un artículo orientado exclusivamente al colectivo infantil.

Lo cierto es que los productos infantiles tienen un coste muy relativo porque a muchos padres les da igual pagar un poco más si consiguen mentalizar al pequeño sobre la importancia del cepillado dental diario. Sin embargo, hay padres que cuentan con un presupuesto ajustado por diversas circunstancias y prefieren cepillos más económicos. Si ese ese el caso, hay variedad de modelos en el mercado, como por ejemplo el cepillo Braun D2010 AdvancePower Kids, un cepillo muy ligero que funciona a pilas y que cuenta con un temporizador autónomo de dos minutos, duración de un cepillado correcto según la recomendación de los dentistas. Otra posibilidad es el cepillo Oral-B Stages Power a pilas, también más económico que el modelo que estamos evaluando.

En definitiva, en mi opinión el producto se merece cuatro estrellas en cuanto a precio porque hay modelos más económicos en el mercado y de la misma firma, pero las valoraciones son siempre subjetivas y la decisión final es del los padres.

Funcionalidad

Finalmente, en la evaluación vamos a analizar en cuestiones relativas a la practicidad del producto, como puede ser el diseño, los modos de uso o la fuente de alimentación.

Comenzamos por el diseño, para el que podemos distinguir al menos dos factores. Por una parte está el diseño técnico, relacionado con los aspectos relativos a la construcción del aparato. En este caso estamos ante un cepillo compacto, sólido y robusto, ideal para las manos infantiles y para las inevitables caídas durante su utilización. De dimensiones relativamente reducidas (24,2 x 5,2 x 11 cm), el mango puede resultar un poco grande para los más pequeñines, pero en cambio es ideal para niños a partir de los seis años. En todo caso, recomendado por los fabricantes a partir de los tres años de edad, los pliegues antideslizantes de la empuñadura resultan todo un acierto para evitar que se resbale de las manos infantiles durante la sesión de limpieza.

Por otra parte está el diseño estético del cepillo, muy vistoso y con llamativos colores en el mango. Los personajes de Star Wars aparecen incrustados en el cabezal, un detalle importante para los pequeños superhéroes amantes de los personajes mencionados y que conseguirá que se laven los dientes sin rechistar.

Respecto a los modos de uso, el cepillo Oral-B Stages Power Kids Star Wars cuenta con un único botón de encendido y apagado, un sistema eficaz para los niños por su simplicidad. En cuanto a la fuente de alimentación, el cepillo es recargable y se alimenta directamente de la corriente eléctrica, pero cuenta con la ventaja de incluir una plataforma-carga de inducción para evitar accidentes y que el niño maneje el aparato con total autonomía. Además, el cepillo integra en la empuñadura una batería de iones de litio, una pila muy apreciada por los usuarios por su rapidez de carga y su enorme durabilidad en el tiempo. En contra del aparato juega la carencia de un indicador de carga.

Los padres que prefieran otros modelos más funcionales cuentan con modelos como el cepillo Oral-B Stages Power Kids, estilo Mickey Mouse, más caro, pero también con más prestaciones que el modelo que estamos evaluando. Otra opción es el cepillo Oral-B Stages Power Kids de las princesas Disney, que incluye temporizador de dos minutos y vibra cada 30 segundos para que los más pequeños no olviden ninguna zona de su cavidad bucal.

En todo caso, y en cuanto a funcionalidad, pienso que el cepillo que estamos evaluando se merece cuatro estrellas a falta de un indicador de carga, entre otros aspectos.

Conclusiones

El cepillo eléctrico infantil Oral-B Stages Power Kids Star Wars es una excelente elección de compra para aquellos pequeños seguidores de los populares personajes de Star Wars. No es un asunto banal, porque la inclusión de estos superhéroes puede determinar que tu niño se lave los dientes correctamente e interiorice un hábito muy importante para su futura salud bucodental.

Por otra parte, este modelo incluye acción 2D (es decir, rotatorio oscilante), un factor a tener en cuenta para los pequeños apasionados por los dulces y “chuches”. La rotación y la oscilación del aparato consigue limpiar en profundidad los restos de comida y es excelente para la prevención de la caries, una enfermedad temprana si no existe una correcta higiene bucal.

En conclusión, pienso que el cepillo eléctrico Oral-B Stages Power Kids Star Wars es una gran compra y además está garantizado por la prestigiosa firma, que cuida especialmente de que sus productos infantiles cumplan su cometido sin riesgos para los peques de la casa. El cepillado dental diario dejará de ser un problema con su adquisición.

No hay opiniones todavía: ¿quieres ser el primero en opinar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*


19,56 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 2:59 am