Skip to main content

Waterpik WP300

101,98 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 4:36 am
Marca
Tipo de aparatoportátil
Niveles de presión3
Modo de funcionamientoElectricidad
Número de boquillas4
Tipos de boquillas

1 boquilla estándar , 1 para placa bacteriana, 1 para ortodoncia, implantes o prótesis, 1 limpieza lingual

Depósito de agua450 ml.
Particularidades

Garantía de 2 años, recomendado para implantes, ortodoncia y encías, así como para la eliminación de la placa dental, incluye neceser de viaje.

El irrigador bucal Waterpik WP300 Traveler o para viajeros es tan pequeño que hace falta verlo para creerlo. De muy reducidas dimensiones (13x15x13cm), ofrece todas las prestaciones para ser el complemento ideal del cepillado diario y finalizar el día con una increíble sensación de frescor en la boca. El producto se presenta con cuatro diferentes boquillas, incluida la de limpieza lingual, y cuenta con un depósito de agua con capacidad para 450 ml (mililitros), más que suficiente para una amplia limpieza de la cavidad oral. Además, cuenta con tres niveles de potencia graduables según necesidades y es perfecto para personas con implantes, ortodoncia u otro tipo de prótesis. Por si fuera poco, encima cuenta con una excelente relación calidad-precio.

PROS: Es robusto y compacto, pese a su reducido tamaño. El tanque de agua es desmontable y colocándolo encima del cuerpo del irrigador cabe perfectamente en el neceser de viaje que incluye el producto. Está muy recomendado para implantes, ortodoncia y encías, así como para la eliminación de la placa dental. Tiene una buena potencia y además cuenta con el aval de la marca Waterpik, una de las más apreciadas en el campo de los irrigadores dentales. Por último, el precio es más que razonable y encima cuenta con una garantía de dos años.

CONS: Este irrigador “mini” no cuenta con un botón de apagado en el mango, uno de los aspectos más criticados por los usuarios. Por otro lado, no resulta totalmente silencioso, como promete, pero los compradores habituales de irrigadores saben perfectamente que siempre hay un pequeño ruido durante la sesión de limpieza, más o menos molesto. Respecto a la potencia, es más que suficiente, pero desde luego es menor que la de un irrigador fijo o de sobremesa, aunque cumple perfectamente su cometido.


Calidad
(4/5)
Precio
(4.5/5)
Funcionalidad
(4.5/5)

Una reseña de Patricia Sanjorge.

Evaluación

Calidad

En el apartado de calidad profundizaremos en tres aspectos en cuanto a calidad, como el tipo de irrigador, que se analiza paralelamente con el depósito de agua, las boquillas y la marca del aparato.

En referencia al tipo de irrigador, estamos ante un aparato de reducidísimas dimensiones, aconsejable para viajes y para pequeños traslados, aunque hay quien lo usa diario como si fuese fijo o de sobremesa. El tanque de agua, con capacidad para 450 ml (mililitros), es más que suficiente para una profunda y exhaustiva limpieza, pero en caso de que sea necesario recargarlo el procedimiento es sencillo, incluso en plena sesión de limpieza.

Respecto a las boquillas, el producto se adquiere con cuatro cánulas incluidas, una estándar o para limpieza diaria, otra indicada para eliminar la placa bacteriana y otra más para orientada a las personas con ortodoncia, implantes, “brackets” o cualquier tipo de prótesis. Además, el irrigador bucal Waterpik WP300 Traveler o para viajeros incluye un raspador lingual. Cualquiera de las boquillas es intercambiable y no resulta complicado adquirlas por internet poniéndose en contacto con los proveedores del producto.

Finalmente, el prestigio de la marca avala la calidad de este pequeño irrigador, construido con buenos materiales y acabados y que además presenta un aspecto robusto y compacto pese a su pequeño tamaño. El neceser negro incluido en el artículo es otra de las ventajas del irrigador bucal Waterpik WP300 Traveler o para viajeros. El tanque de agua desmontable se coloca encima del cuerpo del aparato, conjuntamente con los accesorios, y cabe perfectamente en el estuche de viaje mencionado. La garantía de dos años que ofrece el producto es otro de los beneficios de la marca Waterpik, líder indiscutible en el mercado de los irrigadores bucales. La única “pega”, como ya comentamos en el apartado de CONS, es que no venga integrado con un botón de pausa en el mango.

A un coste un poco más bajo se sitúa el irrigador bucal Waterpik Ultra WP100, garantizado por la misma marca que estamos evaluando y con mayores prestaciones, aunque solo está indicado para los usuarios que prefieren un irrigador de mesa. Los clientes que requieren un aparato portátil también encuentran en Waterpik modelos como el irrigador Waterpik WP450. Quienes son indiferentes a la marca cuentan con otros irrigadores portátiles, más económicos, como el irrigador dental Breett, que incluye estuche de viaje y diferentes cánulas, además de batería de litio, un aspecto importante para algunos usuarios.

Mi valoración para este producto, en cuanto a calidad, se sitúa en cuatro estrellas por la carencia de un botón de apagado en el mango.

Precio

Como siempre, un producto “de marca” no suele ser barato porque implica costes de publicidad e investigaciones para mejorarlo, entre otros factores. El irrigador bucal Waterpik WP300 para viajeros no es precisamente económico, pero ofrece un buen precio para las prestaciones que ofrece y hay que tener en cuenta que su carácter diminuto es otro aspecto que hay que pagar por la dificultad en su construcción.

Las personas que prefieren optar por irrigadores portátiles más económicos cuentan con modelos interesantes, como el irrigador bucal Breett o el irrigador GHB, pero eso sí, no están garantizados por una compañía de prestigio dentro de los productos de higiene oral.

Los usuarios que buscan un irrigador fijo con muchas prestaciones y a los que les es indiferente la marca, pueden optar por aparatos económicos y con grandes funciones como el irrigador Aquapik o el irrigador H2ofloss.

Desde mi punto de vista, el precio que ofrece el irrigador que estamos evaluando es más que razonable teniendo en cuenta la marca la construcción del aparato, por lo que mi valoración se sitúa en cuatro estrellas y media (porque podía ser un poco más económico).

Funcionalidad

En este último apartado de la evaluación, orientado a funcionalidad, vamos a profundizar en unos cuantos aspectos, como el diseño, la fuente de alimentación, la potencia o los modos de uso.

En cuanto al diseño, el irrigador Waterpik WP100 para viajeros es fundamentalmente práctico y útil. Robusto y realizado con buenos materiales, cuenta con la gran ventaja de ocupar muy poco espacio y cumple su función sin tener nada que envidiar a otros irrigadores portátiles. El mango es funcional, pero ofrece una desventaja, como ya comentamos anteriormente, y es que no cuenta con un botón de pausa integrado, por lo que es necesario pulsar el cuerpo de irrigador para apagar este pequeño electrodoméstico.

Respecto a la fuente de alimentación, el irrigador Waterpik WP300 para viajeros se conecta directamente a la corriente eléctrica, por lo que no hay riesgo de pérdidas de potencia a causa de la descarga de la batería. En referencia a la potencia, cuenta con tres modos de irrigación graduables según las necesidades de los usuarios. En este apartado comento que sorprende la potencia de un aparato tan pequeño, pero obviamente no es tan potente como un irrigador fijo o de sobremesa.

Los usuarios que buscan más funcionalidades en un irrigador bucal cuentan con otros modelos de la misma marca, como Waterpik WP861-E2, un increíble irrigador dual que, claro, resulta mucho más caro.

Lo cierto es que resulta difícil encontrar un irrigador de las mismas características que el que estamos evaluando por las reducidas dimensiones que ofrece. Una posibilidad es el irrigador Breett, portátil, manejable, económico y con estuche de viaje incluido.

Desde mi punto de vista, el modelo que nos atañe se merece al menos cuatro estrellas y media en cuanto a funcionalidad.

Conclusiones

En mi opinión, el irrigador bucal Waterpik WP300 para viajeros es perfecto para aquellos usuarios que se desplazan habitualmente y disponen de poco espacio en la maleta. Ocupa tan poco que no es creíble hasta que lo compruebas y ofrece muchas prestaciones a un precio más que razonable teniendo en cuenta la firma que lo avala.

Por otro lado, este irrigador no solo ocupa poco espacio, sino que también es muy ligero, por lo que es ideal para los consumidores que requieren un irrigador “mini” en sus desplazamientos habituales y que optan por productos avalados por una marca de prestigio.

En definitiva, pienso que la adquisición del irrigador Waterpik WP300 es una muy buena compra que no decepcionará a nadie, incluidos los clientes más exigentes.

No hay opiniones todavía: ¿quieres ser el primero en opinar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*


101,98 €

Precio incluye IVADatos del: diciembre 19, 2018 4:36 am